Canal RSS

Archivo de la categoría: Personajes varios

La gallega

Publicado en

Hay que ver lo que da de sí una española en una tienda de pueblo en Argentina (en realidad esto es una ciudad, pero a efectos del comportamiento de la gente y vida social, es un pueblo).

¡Hola, Cataluñaaaa!, me grita uno de los habituales cada vez que entra por la puerta. Aunque la mayoría de los que me tiene confianza me llama gallega. “Gallega, ¿hiciste tal cosa?”, “Gallega, decime el precio de esto”.
Otra de las habituales entra diciendo ¡Hola, majaaaa! Pues cómo estááás?, con acento maño.
Contrariamente a lo que se pueda pensar, cuando nos imitan a los españoles nos imitan con acento maño, más que con acento gallego; además de convertir las eses en una especie de sh suave. Obviamente fuerzan el sonido de la i de una manera muy antinatural y graciosa. Mi compañero de trabajo, para rematar, le mete el “pues” y el “hombre” a todo. Como resultado de semejante combinación quedan frases como: “Puesh dame esho que ia lo ievo io, hombre!”, “puesh shi quieresh desaiunamosh unash medialunash, hombre!”, etcétera.

Como anécdota, recuerdo una vez que entró un cliente y al percatarse de mi acento me dijo, así de sopetón: ¿Podrías decir “siga recto y doble a la derecha”?. Y yo, como una gilipollas: “siga recto y doble a la derecha”. Se me rió y me dijo que era muy graciosa, que parecía un GPS (porque aquí los GPS van con acento español peninsular), y se fue.

Mi compañero de trabajo va más allá y me dice que trabajar conmigo es como estar en una peli porno. No por nada sexual que yo pueda hacerle (entre sus gustos sexuales las mujeres no tenemos nada que hacer), sino porque por lo visto es habitual que cuando se descarga alguna pelicula de temática erótica, ésta sea en español. Me ha sugerido que si me visita algun amigo español y gay, le dé su número de teléfono porque le encantaría que alguien le dijera cosas obscenas con tan pintoresco acento (no voy a reproducir aquí las frases que le gustaría que le dijeran por ser excesivamente guarronas).

En definitiva, me estoy planteando pedirles un aumento de sueldo. Tienen vendedora y atracción turística al precio de una, y encima se lo pasan bien a mi costa. Soy un chollo.

Anuncios

Sala de espera

Publicado en

“Desde el 2009 ya no prestamos servicios 24 horas. Para urgencias, diríjanse a Tal Sitio“, decía un cartel en la puerta. Ya no tenemos Urgencias en el barrio.

 

Paramos un taxi. Subimos. Llegamos. En la fachada del centro de salud, una pancarta enorme nos da la bienvenida: “No a les retallades” (no a los recortes). Sabíamos que íbamos a tener que esperar un cojón.

Vamos hacia el mostrador.
– Creo que tengo una infección de orina bastante bestia.
– Siéntese, ya la llamarán.
– ¿Me da la llave del baño?

En el baño.
– ¿Te duele? – digo desde el otro lado de la puerta.
– Joder, sí – me contesta desde el interior del baño.

Un cartel en la pared reza: “No se atenderá por orden de llegada, sino por orden de urgencia”. Mierda, como venga un aparatoso accidente múltiple la hemos cagado.

Al rato.
Entra una mujer en una silla de ruedas que conduce un joven, quizá su hijo. Se le ha paralizado media cara, dice él. Eso es un orden de urgencia de la hostia, pienso yo.

Al rato.
Se sientan dos jóvenes detrás de nosotras. Una de ellas habla por teléfono. Es que ha comido pastel de marihuana y dice que escucha voces. Mi hermana me mira.
– ¿Has oído eso?
– No. El qué.
– La de atrás está colocada.

Miro hacia atrás.
– La del teléfono no, la otra.
– ¿Y esa cara de boba también es del colocón?
– Jajaja, no, creo que es su cara real.

La colocada nos ve mirándola y nos sonríe ladeando la cabeza y levantando un hombro, como diciendo “sí, tías, estoy con un cuelgue que lo flipo”.
La chica del teléfono cuelga y la colocada empieza a hablar. Es que tengo la cabeza como buf, ¿sabes? Yo sólo quiero que el médico me mire y que me diga que estoy bien.

A ver, gilipollas. Te has comido un cacho de pastel de maría y se te ha ido la pinza. Tómate una coca cola y sal a tomar el fresco hasta que se te pase el subidón en lugar de estar aquí ocupando turno, que vamos cortos de personal.
Habría pagado por ver la cara del doctor.
– A ver diga, ¿qué le pasa?
– En ocasiones oigo voces.
– ¿Porque ve usted muertos?
– No, porque voy de marihuana hasta las cejas.
Manda cojones. Paga seguridad social para esto.

 

 

 

Para que la entrada no quede tan absurda, voy a presentaros a mi nuevo compañero de fatigas. Después de casi seis años, he pasado de eso de la derecha a la monada de la izquierda (no es ningún pepinazo, pero va ideal).

(Obsérvese la presencia de cuerda y la ausencia de tecla en el especímen de la derecha.
Aunque no os lo creáis, me da una pena deshacerme de él…)

No sabes como es la gente hasta que no ves las estadísticas de WordPress

Publicado en

Llevo un par de días poniendo a parir a WordPress, pobre. Pero hoy voy a decir algo a su favor (sí!).

WordPress dispone de un servicio estadístico de las visitas al blog. Algo así como el Google Analytics, pero con la ventaja de que puedes consultarlo desde el mismo escritorio del blog sin tener que entrar en una página aparte.

La verdad es que rara vez consulto las estadísticas, entre otras cosas porque no me acuerdo de que están. Pero hoy me ha dado por mirarlas, y la verdad es que me he reído un rato.

No seré la primera que escriba un post sobre los términos que googlea la gente y por los cuales llegan a nuestro blog. Y es que, realmente, ni CIS ni INE ni nada; lo mejor para ver qué busca, qué le interesa y de qué se preocupa la sociedad actual es recurrir a estos sencillos sistemas de chafardeo. He aquí lo que aparece hoy en mi página estadística de términos googleados:

Analicemos.

Me ha sorprendido el interés que suscita el logo de KFC. Existen cuatro visitas relacionadas con este tema, casi empatando con las visitas relacionadas con el porno, que son cinco [inclúyase rima popular aquí]. Esto le encantaría a Mercedes Milá (que a día de hoy sigue haciendo análisis psicológico y social a través de Gran Hermano). Sexo y pollo frito. Es todo tan… pringoso.
No he incluído en el recuento de las búsquedas relacionadas con el sexo ésa que dice “cojones viejas”. Ésta más bien la incluiría dentro de la categoría Cosas Raras Que Dice La Gente. Cojones viejas. Muy coherente. Pero más coherente aún es la que dice “qué has hecho haber hecho en las vacaciones”. A esta persona no le dejaron muy claro en el colegio lo de sujeto + verbo (con uno basta) + predicado. Pero vamos, que no voy a ser yo la que le diga a la gente como tiene que hablar (o sí). En cualquier caso, esta última búsqueda también podría entrar en la categoría Por Qué Buscas Esas Cosas En Google. Uno le pregunta a sus amigos o familiares qué han hecho en vacaciones, pero ¿es necesario saber qué ha hecho toda la comunidad internauta? La sed de conocimiento no tiene límites.

Otros se preguntan por qué tenemos menos tiempo libre (pues si no lo sabes tú…), y otros lo afirman: cada vez tenemos menos tiempo libre. Cuando te quedes sin trabajo vas a ver cuantas cosas se pueden hacer.

En fin, no dejen de visitar estas aplicaciones, resulta de lo más entretenido.

Robando almas

Publicado en

El otro día, JuanRa hizo una entrada la mar de maja, llena de fotos geniales. En la entrada hablaba, entre otras cosas, de fotos realizadas en movimiento, desde un coche o tren, por ejemplo; y también hacía una referencia al juego que pueden dar en una fotografía los reflejos en un cristal.

Inmediatamente, tras leer esas cosas y ver algunas de sus fotografías, me vinieron a la cabeza una serie de fotos que había hecho yo, las cuales me encantaban por los mismos motivos: haberlas sacado desde lugares en movimiento y los reflejos que aparecen en algunas de ellas.
A esta “colección” de fotos (que voy ampliando siempre que puedo) la llamo Sobre las vías, porque la mayoría de ellas están sacadas desde el tren -medio de transporte que uso a menudo- o en las estaciones, mientras espero.

Me gustaría dejaros aquí algunas de mis favoritas (son más de las que quería colgar, pero es que me cuesta tanto seleccionar…)

Éstas son algunas de las sacadas en movimiento…
…desde el coche…


… o desde el tren


Los interiores de los trenes también dan lugar a fotos hermosas…

… y las estaciones están llenas de historias.

Hoja de reclamaciones

Publicado en

Hoy es el día de soltarlo todo, que es viernes y viene el fin de semana.

Ostras, tú, que el Barça le ha ganado al Madrid, qué notición.
Al día siguiente del partido, en el metro, un señor de unos sesenta y pico habla en voz alta para todo el vagón, diciendo que qué bien, que ha ganado el Barça, pero y qué. Que si el Barça iba a pagar la deuda de España. Y una mujer de unos cuarenta, con los dientes hechos polvo y acento brasileño (quien dice brasileño dice lo que sea, porque como le faltaban dientes no hablaba demasiado bien) le contesta toda airada. La mujer llevaba puesta una bufanda del Barça de ésas de punto del año de la quica, y le responde a viva voz que el Barça es el mejor del mundo, que si el Madrid hijoputa, que si la manita no sé qué. Qué ganas de decirle a la tía ésa que no parecía pertenecer a la clase alta de Barcelona, precisamente; y que aunque pudiera ser culé, el otro señor tenía toda la razón en lo que estaba diciendo. Que a ella le hacía falta una limpieza bucal y una dentadura nueva, a lo que tenía derecho. Todo ciudadano debería tener una boca saludable, y anda que no se podrían arreglar bocas con todo lo que deben los clubes de futbol españoles, sobretodo el Barça. (No dije todo esto en el metro porque mi capacidad de reacción es muy lenta, soy la típica que va con retraso. Por eso lo digo aquí ahora, que así me suelto).
El fútbol está atontando a mucha gente. No digo a todos, ojo, digo a muchos.

Y a ver si va a ser, encima, que todo y estar cobrando un paro precario cuya extinción está cada vez más cerca, no voy a poder ver mis series por internet (ahora estoy con “Reglas de Compromiso”, me encanta el protagonista masculino, el pureta satírico-vacilón que me parece la mar de sexy). Porque ahora resulta que los enlaces se han ido a la mierda. Adiós a Megaupload, Megavideio y Megaporn. ¿¿Y ahora qué?? Pues ahí tengo al Ares, sacando humo antes de que también los lo roben.Y entonces a ver la tele, que la tele sí que educa. Uy, una barbaridad. Menos mal que me queda José Mota (si el PP no le elimina el programa).

Y manda cojones, ya que estoy, que encima Radiohead hace gira, y en España sólo parará en Bilbao.

La lotería no me tocará, no.
(Hala, reclamen, reclamen sin pudor que hoy es día de reclamaciones.)

3 ascensores

Publicado en

La idea era ir al super, comprar cuatro cosas, pasar por los veinte duros (porque no es un chino) y volver a casa.

A las puertas del mercadona me para una mujer buscando la calle B. A mí me suena un cojón, pero no sé dónde está. Y la mujer me dice que lleva un plano, y pienso que aunque soy fatal con los planos si lo viera seguramente daría con la calle. Y en una explosión de sociabilidad y altruismo me pongo allí en medio, a darle vueltas al plano de googlemaps. Al final hemos dado con la calle.
Entro en el super, compro y me meto en el ascensor. Justo antes de que cierren las puertas entra un chico que tenía su qué. Suelta una pregunta a los que estamos allí que resulta ser una broma que yo no entiendo y quedo como una emparrada (lo cual, por otra parte, es cierto, parra pa pa).

Voy al otro super y en el ascensor sube conmigo una mujer de unos sesentaypico, vestida muy elegante, muy maquillada y de peluquería. Le digo que va muy cargada y me dice que es cierto. Le digo que va además muy elegante. Me da las gracias.
Compro el jamón cocido, el vino, la lata de guiness y en la cola de la caja me para mi vecino, ése del que huyo siempre porque habla mucho, pero que es muy simpático. Pago yo y él se pone detrás de la mujer que iba después de mí. Le digo si va para casa y contesta que sí, que le espere.

Vamos hacia el ascensor y me habla de cómo perdimos la segunda república, que menudo desastre; y luego me tira la caña entre risas.

 

Entro a casa pensando en todos ellos, en las personas que me he encontrado en los ascensores.

¡Caca!

Publicado en

Ayer, conversando con una amiga:

PECOSA: Bueno, ¿y qué tal va la convivencia con aquella chica a la que alquiláis habitación?
AMIGA: Ya no vive con nosotros.
PECOSA: Ostras, ¿y eso?
AMIGA: Era un poco rara.
PECOSA: Pero ¿rara en plan ‘voy a mi bola’?
AMIGA: No, rara en plan ‘me gusta manipular excrementos’.

 

Hala, ¡Feliz Año Nuevo a todos! ¡Y mucha mierda!