Canal RSS

Ahí va una trascendental de las que toca de vez en cuando

Publicado en

Qué fuerte esas personas que son capaces de componer música clásica. O de la que sea, digo clásica porque como hay tanto instrumento pues parece más difícil. Supongo que se deberá tener mucho coco para eso. O para tocar un instrumento, leyendo notas. Pero componer… qué fuerte debe ser componer.

 

Uno muchas veces no se da cuenta de las cosas, o no quiere darse cuenta, hasta que le queda poco tiempo. Pensamos que las personas van a estar siempre a nuestro lado, y de repente alguien se va (no es metáfora, no se ha muerto nadie. Simplemente es que la gente ahora se va a otros lados porque aquí no tienen mucho que hacer). Y cuando sabes que alguien se va a ir piensas en todo lo que tendrías que haber hecho en todos estos años de amistad que no hiciste, y pretendes solucionarlo en unas semanas. Pero no funciona así, aunque lo haces igualmente. Supongo que para no tener remordimientos.

 

Un brainstorming es una lluvia de ideas, ¿no? Entonces un brainfeeling debe ser una lluvia de sentimientos. Al igual que en el brainstorming, en el brainfeeling cabe de todo: alegría, tristeza, rabia, paz, empatía, egoísmo…
Coño con el brainfeeling que no me deja en paz. Es como estar con la regla twentyfourseven.

 

(Todo esto así, de buena mañana y habiendo dormido como el culo. Será por eso. O no.)

Anuncios

Acerca de pecosa

En mi familia tengo fama de borde. No te jode, como si fuera la única. Torpe, surrealista, despistada, cabezona. Eso no lo dicen ellos, lo digo yo. Tengo pecas aunque en la foto de perfil no se aprecien, pero es que la foto me quedó guapa de cojones, así que a la mierda si las pecas no se ven. Me pasé de Blogger a Wordpress en busca de emociones fuertes (me encanta vivir al límite). Me encontré con un escritorio que no entendía y que estaba mitad en inglés, mitad en español. Puse la primera plantilla que me pareció sencilla, manejable y maja y me monté una cabecera con el GIMP. El resultado es el que ves. No me pidas más.

»

  1. Un pecastorming es una lluvia de meditaciones de Pecosa.
    En dias de estos haz como yo, que me digo “coño, qué vivo estoy” Podríamos ser de cartón piedra y sentir menos pero diría que no compensa. 😉

    Responder
  2. en mi experiencia (tengo más de la que quisiera, casi todos mis amigos pasaron a mejor visa, no es una metáfora siguen vivos, pero lejos, en un lugar mejor y más bien acompañados) lo que más echo de menos son todos esos momentos intrascendentes. todas esas horas, conversaciones, cervezas que no formarían nunca parte de una biografía, pero que son la vida misma. y los abrazos.

    tormenta de sentimientos. cracka.

    Responder
    • cracka no, que debería haber escrito feelstorming o algo así, y no brainfeeling. es lo que tiene escribir habiendo dormido cuatro horas.

      eso es lo que intento hacer, vittt, llenarme de momentos intrascendentes para que trasciendan como cuando tomas porexpán destilado. con lo que me ha costado a mí siempre abrazar y besar, ahora intento hacerlo en cuanto tengo excusa. o sin ella.

      Responder
      • yo he dormido catorce y tampoco creas que llamo a las cosas por su nomenclátor mucho. espero que tus cuatro fueran por una buena causa, al menos.

        cuesta aprender a dar abrazos. darlos con sinceridad cuesta todavía más. y no es como montar en bici, si no practicas se te olvida.
        un abrazo.

      • me mandas un abrazo y va y no te lo devuelvo. lo mío no tiene nombre, qué desconsiderada. un abrazo, cielo.

  3. Brainfeeling, ¿es acuñación tuya? es bueno y el contexto en el que lo aplicas está muy logrado. La vida siempre da sorpresas. Gente que se va, otra que viene y mucha gente nueva interesante.

    Responder
    • Es mío, sí. Hay gente que tiene hijos, hay otros que escriben libros, y otros que plantan árboles. Yo he inventado el Brainfeeling TM, ya puedo morir tranquila.

      Que la gente interesante no falte nunca. Chin chin.

      Responder
  4. Oye, pues a mí lo de brainfeeling me ha molado, lo acabaremos haciendo famoso entre todos. Luego el feelstorming no triunfará, poque la gente dirá: “¡Pero si eso es el brainfeeling! ¿Qué vas, de guay?”, y le harán el vacío.

    Y sí, más de una vez he pensado en cómo debe funcionar la mente de un compositor. Sobre todo de los de ópera. Que estoy seguro de que tiene un montón de trabajo, ensayo y error y papeles emborronados, pero en mi mente lo hacen todo de cabeza y me dejan con esta cara:

    Responder
    • Zorro, daba por hecho que te habrían llevado a la guerra, o que te habrían secuestrado para pedir un rescate, o que te habrías comprado uno de esos búnkers que valen un cojón y te habrías quedado ahí metido con un montón de provisiones por si al mundo le da por acabarse de un día para el otro. Pero aquí estás. Me alegro de verte.

      Nunca dejará de sorprenderme la gente que sabe leer “idiomas universales sólo para entendidos”: partituras, ecuaciones matemáticas, fórmulas científicas… lo veo tan lejos que me parece propio de alguien muy superior y me dejan con la misma cara que a ti, claro.

      Responder

¡Opine! ¡No se corte!

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: