Canal RSS

No hay que mentir a los médicos

Publicado en

Lo que pasó:

Pecosa: Buenos días.
Enfermera: Buenos días. Siéntate. A ver… -busca mi informe en el ordenador- Bien, veamos, ¿fumas?
Pecosa: Ya no.
Enfermera: Hay que ver, si es que empezamos a fumar por tontería, ¿eh?
Pecosa: Desde luego.
Enfermera: ¿Bebes?
Pecosa: Bueno, alguna cervecita ahora en verano…
Enfermera: ¿Cada día?
Pecosa: No.
Enfermera.  De acuerdo. Dame un brazo, voy a tomarte la tensión.
Le doy un brazo y me pone el cacharro ese que parece que te vaya a reventar las venas.
Enfermera: Tienes la presión un poco baja. ¿Te sientes mareada últimamente?
Pecosa: Pues sí… ¿y eso como se sube?
Enfermera: Tomando más café, comiendo con más sal… pero tampoco te pases con la sal que retiene líquidos.
Pecosa: Vale.

 

Lo que habría pasado si no me hubiera censurado:

Pecosa: Buenos días.
Enfermera: Buenos días. Siéntate. A ver… -busca mi informe en el ordenador- Bien, veamos, ¿fumas?
Pecosa: Tabaco ya no, y me jode. Porque fumar es genial, joder. A veces, cuando surge, fumo marihuana. Menos de lo que me gustaría, porque la fumaría todos los días, la verdad. Es que yo soy poco de términos medios, ¿sabe?
Enfermera: Hay que ver, si es que empezamos a fumar por tontería, ¿eh?
Pecosa: Pues como todo, señora. O a ver si se piensa usted que la gente se engancha a los culebrones o al Sálvame porque sean buenos para la salud. Un día empiezan a verlos por tontería y ahí siguen, con la cara de gilipollas delante de la televisión cada puta tarde.
Enfermera: ¿Bebes?
Pecosa: Bueno, alguna cervecita ahora en verano… o tinto de verano, que también está muy rico y refresca mucho. A veces me hago un gintonic por la noche. Y el otro día mi padre nos puso unos chupitos de hierbas que sabían a manzanilla y estaban tan de rechupete que repetí, para qué le voy a mentir.
Enfermera: ¿Cada día?
Pecosa: Día sí día no. Más o menos. Tomo gazpacho para compensar, por eso.
Enfermera.  De acuerdo. Dame un brazo, voy a tomarte la tensión.
Le doy un brazo y me pone lo de reventar las venas.
Enfermera: Tienes la presión un poco baja. ¿Te sientes mareada últimamente?
Pecosa: ¿¿Presión baja?? Señora, en seis meses he ido a una entrevista de trabajo, en seis meses más se me acaba el paro, un paro de mierda, por cierto; vivo colándome en el tren porque es carísimo, el país se está yendo a la mierda, johnny depp está soltero ¿¿y me dice que tengo la presión baja?? ¡¡Tengo una presión de la hostia!!
La enfermera me da una colleja para que me calle.
Enfermera: Mujer, la presión sanguínea.
Pecosa: Ah… ¿y eso como se sube?
Enfermera: Tomando más café, comiendo con más sal… pero tampoco te pases con la sal que retiene líquidos.
Pecosa: Ya lo que me faltaba, ponerme como una ceporra para que me suba la tensión. Ven a que te hagan una revisión para esto.

 

 

Así que aquí estoy. Con el hierro bajo (esto es de familia, herencias patrimoniales no, pero mierdas de la salud las que quieras), la tensión baja, por suerte lo de la moral baja ya hace tiempo que lo he solucionado, mareada perdida, intentando acordarme de echar más sal a las comidas, de tomarme la pastillita de hierro cada mañana, de beber agua para no deshidratarme (¿¿ocho vasos al día?? ¡¿pero estamos locos o qué?!). Quin patiment, collons*.

*Qué sufrimiento, cojones.

 

 

Anuncios

Acerca de pecosa

En mi familia tengo fama de borde. No te jode, como si fuera la única. Torpe, surrealista, despistada, cabezona. Eso no lo dicen ellos, lo digo yo. Tengo pecas aunque en la foto de perfil no se aprecien, pero es que la foto me quedó guapa de cojones, así que a la mierda si las pecas no se ven. Me pasé de Blogger a Wordpress en busca de emociones fuertes (me encanta vivir al límite). Me encontré con un escritorio que no entendía y que estaba mitad en inglés, mitad en español. Puse la primera plantilla que me pareció sencilla, manejable y maja y me monté una cabecera con el GIMP. El resultado es el que ves. No me pidas más.

»

  1. Oye, a mi una paciente me dice eso y me gana!
    Más razón que una santa.

    Responder
  2. nada del c (todavía)
    esperaré.

    Responder
    • supongo que estarás esperando sentado. sentado cómodamente sobre tu CULO. porque los CULOS son cómodos para sentarse, sí. siempre es mejor sentarse sobre el CULO que sentarse sobre la cabeza, aunque bueno, cada uno puede sentarse como quiera.
      oye, y tu CULO qué tal? supongo que dos nalgas y una escarapela, como todos.
      pues nada, oye, cuídalo y mándale saludos.

      CULO.

      Responder
      • eres super ordinaria, pecs. super-super ordinaria. eres extra-ordinaria. (recordes?)

        aunque ejercí de niño yo no soy médico, pero si la poli-toxicomanía en dosis homeopáticas no es la solución, aumenta la dosis. pero cuídate, haz el favor. ponle sal al cortado, come chatarra, tienes que durarnos siempre!

        mi detrás? verás, la belleza no siempre está en el interior 😉

      • a veces me gusta tanto la chabacanería… (ai, doncs no… merdadememòria)

        me cuido, tete, no te procupes. mi profe de italiano me ha dicho que coma aceitunas, y a mi las aceitunas me encantan! así que ya tengo excusa para ponerme hasta las cejas de las que van rellenas de anchoa, mmmm! además hoy me he comido una llave inglesa, así que lo del hierro está solucionado.

        eso quiere decir que tienes un c bonito! =)

      • halaaaajajajajajaj

        no había olvidado ese post, es sólo que no lo recordaba. y al releerlo he pensado lo mismo que te comenté en su día.

  3. Pues con lo del hierro… podrías probar a hacerte ensaladas con lentejas, que son muuuuuy ricas en el susodicho mineral. Y eso del agua: chica, tampoco es tanto! Sólo son dos litrillos de na!! Pero si es lo más habitual con el calor que hace!! xD

    Te veo un poco estresada! Hay que tomarse el verano con más calma, que las prisas no son buenas y menos cuando te abrasas por la calle.

    Pero en una cosa te doy la razón: ir a una revisión para eso! La próxima vez, a la playa! ^^

    Ja ne!

    Responder
    • Las lentejas me gustan en potaje, con chorizo y tal (sí, chica, en verano paso unos calores…), sino no son lentejas! Con el agua no sé qué me pasa que si no la veo, no la bebo. Tengo que tenerla delante de las narices e ir chupeterreando a ratillos, porque sino se me olvida beberla. Ni con calor, tú (ahora he bebido un poco).

      De estresada nada, mujer. Era más un post de cachondeo que de estrés. Además te digo una cosa, lo bueno que tiene ser hipotensa es que se te va el estrés de golpe. Como el cuerpo no te tira y te da sueño, pues no haces ni el huevo (ahora he bebido otro poco).

      A la playa a partir de las cinco de la tarde, que es cuando mejor se está. (otro poquito).

      A reveure, filla meva.

      Responder
  4. Y que en tantas ocasiones tengamos que tragarnos lo que pensamos… Si el subconsciente fuera salao tendrías la tensión en superavit, pecas 😀

    Lo que más me ha molao es esa colleja que te pega la enfermera, porque, no sé si lo sabes, pero en su media hora de almuerzo se fuma un porro en los lavabos.
    Astó es l’acabóse.

    Responder
    • Hay que ver, qué salao eres 😉

      Imagina ir por la vida diciendo todo lo que pensamos. Posiblemente nos ganaríamos más de una colleja como la de la enfermera. O de un beso, porque también hay muchas cosas bonitas que nos callamos.

      ¡Cuántos doctores deben fumarse sus cosicas y se lo tienen bien callao!

      Responder
  5. ja,ja,ja….realmente prefiero la version autocensurada
    Un beso guapa

    Responder
  6. creo q yo la tengo alta… así q supongo q tengo q fumar y beber y quitarme la sal y … o también puedo utilizar el sistema “tú ni lo mires, q lo mismo se aburre y se va”, q es una forma de solucionar problemas (ni intentarlo).
    La única vez q probé a fumar maría me dió un yuyu q me dejó hesssho porrrvo…. en Amsterdam, como auténtico turista gilipollas… así q desgraciadamennte ya sé que no puedo disfrutar de eso que cuenta el Mad, de Im so high and stoned….
    Lo q más me gusta del post es lo del subtexto.
    Y yo tampoco quiero q te mueras hoy ni mannnniana, que todavía espero a conocerte personalmente alguna vez y contarte las pecas de una en una.
    un beso fra Norge (aunq esto se me acaba ya, como tu paro)

    Responder
    • En Amsterdam, todos los turistas somos gilipollas. A ver si se piensan que vamos para comernos horas de cola en el museo de Van Gogh.
      Lo del “tú ni lo mires que ya se irá” ya lo he probado. Y al final siempre acabo yendo al médico.
      A mí también me gustaría vivir un tiempillo más, ya que lo mencionas. Todo sea que cuando se me acabe el paro diga lo contrario 😉

      Responder
  7. Que si estamos locos o qué….?? Pues en una terulia radiofónica alguien dijo que para acabar con la pobreza y el hambre a la vez comamos pobres…. En fin, que quien madruga, lo encuentra todo cerrao.

    Responder

¡Opine! ¡No se corte!

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: