Canal RSS

Peco-invento 2

Publicado en

Libros impermeables. ¿Por qué no existen?
Sí que existe esa especie de libros acolchados de plástico para bebés. Qué injusto, hay libros impermeables para personas que aún no saben leer (¿por qué?, ¿para qué?) y no existen para los que sabemos leer.

Yo quiero leer en el mar. Leer tumbada en la arena me resulta muy incómodo, pero no me gusta llevarme hamacas a la playa. La playa es para estar tumbado en la arena. Pero en la arena es muy difícil leer. Qué dicotomía.

El sábado pensaba, mientras hacía el muerto en el agua y se me congelaban los dedos de los pies, en lo cómodo que podría ser leer en el agua. Uno en el agua no pesa, no se le clava nada y, una vez dominado el arte de hacer el muerto y pasar páginas a la vez, debe ser la repanocha leer en el mar. O en la orilla de una de esas playas llanas, de las que andas y andas y el nivel del mar nunca pasa de la rodilla. ¿No sería ideal poder tumbarse en la arena, dentro del mar, y leer un libro impermeable? Uno no tendría que preocuparse nunca de si va a venir una ola y lo va a mojar, o de si se nos resbala de las manos y cae al agua. Incluso podríamos nadar con el libro bajo el brazo un ratito, hasta alcanzar un islote cercano, salir del agua, seguir leyendo allí y luego volver.

 

 

Yo quiero un libro impermeable para leer en el mar.

Anuncios

Acerca de pecosa

En mi familia tengo fama de borde. No te jode, como si fuera la única. Torpe, surrealista, despistada, cabezona. Eso no lo dicen ellos, lo digo yo. Tengo pecas aunque en la foto de perfil no se aprecien, pero es que la foto me quedó guapa de cojones, así que a la mierda si las pecas no se ven. Me pasé de Blogger a Wordpress en busca de emociones fuertes (me encanta vivir al límite). Me encontré con un escritorio que no entendía y que estaba mitad en inglés, mitad en español. Puse la primera plantilla que me pareció sencilla, manejable y maja y me monté una cabecera con el GIMP. El resultado es el que ves. No me pidas más.

»

  1. ya puestos que las páginas dejaran pasar la luz del sol, para que además de por la marca del bañador no debiéramos preocuparnos por la marca del marca. porque desengañémonos, pecs, si inventan esa maravilla subacuática antes la utilizarían para las revistas del corazón o la prensa deportiva que para el ulises de joyce. aunque flotar a la deriva panza arriba, enganchado a uno de esos libros que no lo sueltan a uno, es una imagen que… (luego te cuento, vamos a medias!)

    Responder
    • tienes razón, usarían el invento para el periódico y la revista más leídos de españa: el marca y el pronto (país!)
      vale, entonces hemos dicho impermeables y rayosuvapasables. unamos nuestras fuerzas e inventémoslo! (soy muy buena vendedora, ya me encargo yo de la publicidad y distribución. supongo que tú sabrás algo de ingeniería industrial química molecular, no?)

      Responder
      • hingeniería industrial de química quadrangular sí, claro. por de pronto la única manera de leer en el mar si mojar el libro que se me ha ocurrido es asfaltarlo. el mar, digo. asfaltar un libro no tendría perdón.
        sigo trabajando.

      • jajajja, me ha encantado tu sigo trabajando.
        algún día asfaltarán el mar, al menos aquí en españa. con lo que nos gusta urbanizar!

  2. Yo disfruto leyendo sentado. Me llevo mi sillita y cuando me canso me tumbo a dormir. Para lo que tú dices la solución es un mp3 waterproof y audiolibros en ese formato. No es lo mismo pero…
    El otro día me regalaron un libro de 1400 páginas. Si las plastifico puedo hacer cinco tomos.

    Responder
    • Ulises, corazón, eso de la sillita es muy de pureta 😉 Ahora, las siestas en la playa molan lo suyo, eso sí.

      No me ha convencido nunca el mp3 waterproof (ni el rimmel waterproof. No soy muy de cosas waterproofs, que digamos). Y los audiolibrooos… no, definitivamente no es lo mismo.
      Plastificarlos sería darles demasiado peso y volúmen, como bien dices. Yo más bien pensaba en un tipo de papel que no se deshiciera en el agua. Eso sería lo suyo.

      Responder
      • Eso que dices es muy costoso y mucho me temo que los que leemos estamos en decadencia.
        Ya sabía que me ibas a tachar de viejales. Los 41 pesan pero todavía tengo el espíritu joven.

      • Tanta tecnología y tanto avance para que al final una quiera un libro impermeable y resulte muy costoso. Esto es lo que pasa cuando se hacen tantos recortes en I+D.
        No he dicho viejales, he dicho pureta. Lo de viejales ya vendrá 😉

  3. Hum… un libro impermeabe. Me gusta tu idea, Pecosa. Yo también quiero uno, que eso de leer en la arena es un peñazo; por no decir que hay que estar atento al viento para que no te llene de arena las páginas… y los ojos xD.

    Responder
    • A mí el tema de leer en la playa con viento me molesta más por el propio viento que por la arena. Además, lo de la arena es una cuestión mental. Yo creo que contra más te preocupas por ella, más te molesta. Hace unos años era muy maniática con ese tema, pero cada vez me preocupa menos, entre otras cosas porque cada vez me gusta más. Y ahora siempre acabo con arena pegada por todas partes 🙂

      Responder
    • En cualquier caso, imagina: ¡un libro impermeable podrías meterlo en el agua y limpiarlo cuando se te llenara de arena! No es genial?? 😀

      Responder
  4. totalmente de acuerdo y lo he pensado mil veces. Pero yo, en la piscina, que no tengo que estar preocupándome de si me comerán los molondrongos un pez, aprovechando el despiste…
    Y las olas, como las rachas de viento en tierra firme, son incómodas para sujetar la hoja que lees.
    Un beso desde Noruega y a ver si me haces alguna visita, ya que no al país al menos sí al blog.

    Responder
    • Sabes que a mí las piscinas me aburren un poco? Un ratito está bien, pero luego es como ¿y ahora qué? (a no ser que estés en una fiesta en una piscina con amigos y borracho, eso es muy divertido)
      Es curioso pensar en viajar a Noruega cuando pagarme la entrada a Port Aventura me resulta tan inalcanzable como pedir una hipoteca. Por lo pronto, te debo una visita al blog, cierto es.

      Responder
  5. si que existen los libros resistentes al agua.el verano pasado editaron unos cuantos pero creo que fue un fracaso
    Besos

    Responder

¡Opine! ¡No se corte!

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: