Canal RSS

Mira que hay gente, coño

Publicado en

Hoy me dice mi madre:
– ¡Anda, qué morenita estás! ¿Que has ido a la playa?
– No… es de las manis…
– Tía, tienes la marca de la camiseta – confirma mi hermana tras mirarme los hombros durante unos segundos.

Y es que, lo que en épocas de bonanza de la economía española era el moreno paleta, o moreno camionero, ahora ha sido sustituido por el moreno mani (entre otras cosas porque paletas y camioneros cada vez hay menos, y manifestantes cada vez hay más).
El moreno mani tiene las mismas ventajas e inconvenientes que el moreno paleta o camionero: las ventajas son que uno ya no va por la vida con la cara de cadáver de los últimos siete meses, y en mi caso además las pecas empiezan a despertar, lo cual siempre me resulta muy gracioso (¡hola, chicas!). Pero el moreno mani tiene muchos inconvenientes, a saber: espalda blanca, barriga blanca, tetas blancas, culo blanco, piernas blancas, pies blancos.
Mi amiga dice que va a tener que tomar el sol antes de empezar a ponerse los vestiditos de verano porque está muy blanca, pero claro, al menos ella tiene el mismo tono de piel en todas partes. No quiero saber la pinta que voy a tener yo con los brazos morenos y las piernas como la cara de Iniesta.

En fin.
Esto de las manis es muy curioso. Puede pasar de todo. Uno va con la idea de caminar (manifestarse es una manera fantástica de ponerse en forma, senderismo urbano), leer pancartas ingeniosas, hacer barricadas cantar, gritar, quemar cosas  sacar fotos… Pero no es un contexto, allí, entre miles de personas, en el que uno esperaría encontrarse a un ex.

No soy una persona rencorosa, pero cuando ciertas actitudes sobrepasan un límite no olvido, por mucho que hayan pasado casi diez años.
No me vale que esa persona que me faltó tanto al respeto, a mí y a mi familia, se ponga delante mío en plan “¡sorpresa!” con una sonrisa de oreja a oreja, esperando lo mismo por mi parte. No me vale que me abrace, al contrario, me repugna. No me vale que me diga que se alegra de verme. Ten por lo menos un poco de dignidad, cabrón, y pídeme disculpas. Por lo menos eso.

Ni le sonreí, ni le abracé, ni le hablé. Pero después estuve observándole durante un buen rato, desde la distancia. Estaba rodeado de gente, pero iba solo. Y no me extraña.

Anuncios

Acerca de pecosa

En mi familia tengo fama de borde. No te jode, como si fuera la única. Torpe, surrealista, despistada, cabezona. Eso no lo dicen ellos, lo digo yo. Tengo pecas aunque en la foto de perfil no se aprecien, pero es que la foto me quedó guapa de cojones, así que a la mierda si las pecas no se ven. Me pasé de Blogger a Wordpress en busca de emociones fuertes (me encanta vivir al límite). Me encontré con un escritorio que no entendía y que estaba mitad en inglés, mitad en español. Puse la primera plantilla que me pareció sencilla, manejable y maja y me monté una cabecera con el GIMP. El resultado es el que ves. No me pidas más.

»

  1. se me ocurre un moreno peor, pecs (qué alegría, chicas): espalda morena, barriga morena, tetas morenas, culo café, piernas cobrizas, pies caramelo y la cara y los antebrazos como los dientes de los americanos. aunque si a las manis se fuera en cueros con guantes de gilda y pasamontañas, ni la policía podría rebajar el número de asistentes. gente desnuda y anónima? no se cabría!!

    en cuanto a tu ex… es curioso cómo alguna gente (ojo que no digo personas) son capaces de olvidar, pasar página del daño hecho. puede que ni repararan en él. cuantos verdaderos cabrones de instituto tenemos que soportar en el facebook para que salgamos a la calle en bolas y casco de moto a gritar, vale ya, eh? va-le ya.

    Responder
    • manis en pelotas, eso sí que sería una revolución hippy. lo propondré en el próximo encuentro, a lo mejor es la única manera de evitar que lo policías saquen la porras… las reglamentarias al menos, nogensmenys.

      la memoria selectiva en algunos casos es asombrosamente selectiva, cierto. supongo que no todos tenemos el mismo concepto de respeto y límites. en cualquier caso, y puestos a salir a la calle a protestar en bolas, protestemos por el exceso de plataneros en la ciudad, o porque las pantallas de las paradas del autobús no funcionan. será por cosas por las que protestar! #acampadabcnenbolas #occupymordorenpelotapicada

      (las chicas te mandan saludos)

      Responder
  2. Yo casi estoy oyendo hablar a los expertos en los medios:
    “…y recuerden no manifestarse de 12 a 4, que es cuando más daño hace el sol en nuestra piel”.

    La propuesta de vitt es sensata: reivindicar cosas de forma natural, sin artificios ni colorantes: ¡a las manis en bolas!

    Saluda de mi parte a las pecas que despiertan ¿Siguen las mismas? ¿Alguna desertora?
    Y al ex, pues res de res. 😉

    Responder
    • Pues oye, fuera coñas, ahora aún se aguanta esto de pasearse por la calle con la solana, pero de aquí a un mes se va a manifestar a mediodía Rita la Cantaora, porque lo que es yo…
      Y lo de ir en bolas no está mal, cirtamente, y más en tiempos de crisis. Nos ahorraríamos un dineral en ropa, tú.

      Las pecas te mandan saludos a ti también, JuanRa. Yo creo que son las mismas de siempre, lo único que me da la sensación de que cada vez son más grandes. Mi cara acabará siendo una Gran Peca, jajajaj!

      Responder
  3. Insisto en que una mujer pecosa me encanta, pero muy muy pecosa, tipo modelo de anuncio Benetton, petá de pecas, no sé que tiene que me vuelven loco. Asi que saludalas de mi parte y dales la bienvenida para el verano. Bueno en cuanto al mundo es un pañuelo, a veces como que uno puede sonarse en él. Bravo por ti, yo soy tan de efectos retardados que le hubiera devuelto una falsa sonrisa, luego me hubiera cagao mentalmente en él y luego me hubiera arrepentido de no hacer todo lo que tranquilamente hubiera pensado hacer y decir.

    Responder
    • Saludadas quedan (¡están la mar de contentas con tanto protagonismo y tantos saludos!) y te mandan un saludo a ti también; aunque dicen que no son tantas, que ellas sólo están por los pómulos, pero que agradecen tu devota admiración hacia las de su especie 😉

      Me ha gustado eso de sonarse en el mundo. Yo también soy de efectos retardados, pero en este caso tampoco me hubiera gustado decirle nada en especial, porque habría sido una pérdida de tiempo. Durante todo este tiempo he seguido teniendo el mismo teléfono, el mismo e-mail… si no ha contactado conmigo en todo este tiempo para rectificar o disculparse no lo va a hacer ahora, aunque se lo heche en cara en persona, así que a otra cosa, mariposa. A veces no vale la pena ni calentarse.

      Responder
  4. Por a mí me ha gustado el cierre del post sobre tu ex. Muy contundente.

    Responder
    • Quizá era que casualmente ese día no tenía con quién ir a la manifestación. Pero hay cosas que se perciben, y creo que la soledad es una de ellas.

      Responder

¡Opine! ¡No se corte!

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: